Collar ¿Como se hace?


COLLAR

Una estrategia que es una variante del Lanzamiento Cubierto, que tiene un perfil más conservador pero a su vez, en determinados casos, nos puede asegurar ganancias independientemente del valor del subyacente. No pasemos por alto esto último: ganancia asegurada independientemente del valor del subyacente.

El Collar es un Lanzamiento Cubierto al cual se le agrega la compra de un Put protector. Visto desde otro ángulo, es un Protective Put al que le hacemos un lanzamiento de un call.

Entonces las operaciones que intervienen son 3:

1) Compra de una acción
2) Lanzamiento de un Call
3) Compra de un Put

Las premisas básicas para su construcción son:

1) La base del put debe estar “at the money” o ligeramente “out the money”.
2) La base del call debe estar “out the money”.
3) Si el put es más costoso que el call, el límite de dicha diferencia debe ser la diferencia entre la base del call y el precio del subyacente.
4) Si queremos pérdida máxima igual a 0, el call debe valer más que el put en la misma cuantía que la diferencia entre el precio del subyacente y  la base del put.

Luego explicare el porqué de estas premisas...

Sin ánimos de redundar hagamos un sintético repaso de las ventajas y desventajas del Lanzamiento Cubierto y del Protective Put para entender finalmente las ventajas y desventajas que resultan de su combinación.

El Lanzamiento Cubierto nos brinda un margen de protección frente a eventuales bajas del subyacente y la medida de esa cobertura está dada por la prima cobrada al lanzar el call. A cambio, resignamos eventuales ganancias producto de aumentos del subyacente en cartera por encima del nivel de la base del call lanzado, ya que en ese caso el tenedor ejecutará la compra al precio de ejercicio.

El Protective Put, tiene la ventaja de cortar las pérdidas en caso de caídas en el valor del subyacente por debajo del precio de ejercicio del put comprado. Si compramos un put a la par (o sea, con una base igual al precio del subyacente), nuestra pérdida máxima está dada por la prima pagada. La desventaja es que el valor del subyacente debería aumentar al menos lo suficiente para recuperar la prima pagada y recién a partir de allí comenzaremos a ganar.

Si intentamos pensar que pasaría al armar un Collar, nos daremos cuenta que ocurre lo siguiente. Visto como un Protective Put al que le agregamos un call lanzado, sucede que la prima del call, nos financia el costo del put comprado. Cumpliendo el cuarto de los requisitos anteriores podemos eliminar todo riesgo de pérdida e incluso ganar pase lo que pase, lo cual a todas luces es una rareza, una suerte de alquimia bursátil. Es decir, ¡riesgo cero y ganancia asegurada!!! Claro que ademas de no ser habitual, hay que ver si esa ganancia mínima es atractiva o no.

OBJETIVO DE LA ESTRATEGIA

El objetivo es el mismo que el Protective Put, pero a un menor costo. Dependiendo del contexto del mercado, del subyacente sobre el cual operemos, y de las primas que logremos negociar, dicho objetivo podría, como ya mencionamos, alcanzar la pérdida cero, o incluso ganancia asegurada.

Al mismo tiempo, podemos buscar hacerle tasa a la estrategia a partir de la base lanzada y su posible ejercicio o no por el tenedor. Hacer tasa, apunta a obtener un porcentaje de ganancia establecido de antemano, siempre y cuando se cumpla nuestro pronóstico respecto al valor futuro del subyacente.

ESCENARIOS OPTIMOS

Tendencias más bien pesimistas o laterales respecto al subyacente, momentos de precios cercanos a una resistencia técnica, o peligro de derrumbe por alguna situación puntual futura o inminente. En cualquiera de estos casos, es aconsejable al menos analizar las posibilidades que ofrece el mercado para realizar el Collar.
No obstante, en escenarios alcistas o de mucho optimismo, podremos conseguir cobrar mejores primas por nuestros calls y pagar menos por los puts comprados, generando así, una interesante tasa de rendimiento potencial a costa de resignar que se concreten las expectativas del mercado y el subyacente se aprecie significativamente. 

Al ir entendiendo de manera natural el manejo de las opciones, se darán cuenta que no es necesario armar la estrategia desde un primer momento, sino que partiendo de la tenencia de un papel, luego se pueden ir agregando en función de nuestras necesidades, objetivos y perspectivas, la venta del call y la compra del put. 

ELECCION DE LAS BASES

Sobre este punto se podrían manejar diversas variantes, pero voy a describir la forma más normal de ejecutar esta estrategia. 

Comencemos por la base del put. Lo que nos interesa con el put no es ganar con él, sino evitar perder. Por eso, la base del put debe estar “at the money” o ligeramente “out the money”, y su utilidad se manifestará en caso de una caída del precio del subyacente, al garantizarnos la venta al precio de la base (o la venta directa del put a mayor valor).

Mientras más "out the money" la base del put, menor será el costo y mayor recorrido a la baja podrá sufrir el subyacente antes de limitar la pérdida. Si bien esto es una realidad innegable, no hay que olvidar que también estamos vendiendo un call que reduce o incluso puede superar el importe de la prima del put. Así es que por ejemplo, si la diferencia entre el subyacente y la base del put es de $0,10, en principio diríamos que esa sería nuestra pérdida máxima a la que habría que sumarle el costo del put. Pero ¡atención! Si el ingreso por la venta del call es al menos $0,10 mayor que el costo del put, entonces ya nos aseguraríamos que la pérdida máxima seria nula.

En resumen: si nuestro objetivo es que el peor de los escenarios sea salir derechos debemos lograr que la diferencia entre el precio del subyacente y la base del put sea igual o menor que la diferencia entre la prima del call y la prima del put. Si, en cambio, toleramos una cierta pérdida, tenemos que lograr que la diferencia entre la base del put y el subyacente sea compensada por la diferencia positiva entre la prima del call y el put hasta el nivel de pérdida máximo que nos propusimos. Encontrar estas oportunidades no es tan fácil, pero si nos ponemos a investigar bien seguramente algo aparezca.

Sigamos adelante analizando la base del call a lanzar. Vender el call nos permite dos cosas: una es asegurarnos el ingreso producto de la prima cobrada y en caso de ser ejercido el ingreso por la venta a precio strike. El otro es reducir el costo de la compra del put protector. Pero vimos que podemos conseguir primas por el call superiores a la del put, hecho que permitiría que en caso que el subyacente no alcance la base del call aun así nos quede un diferencial positivo. 

Ahora presten mucha atención a lo siguiente. Al pensar las estrategias en términos de rendimiento porcentual sobre el capital invertido, uno puede fijar ciertos parámetros u objetivos pretendidos. Si por ejemplo, deseamos una ganancia anualizada del 28%, mediante algún cálculo simple podemos deducir cuanto pretenderemos del Collar teniendo en cuenta el plazo de duración hasta el vencimiento de las opciones. El porcentaje resultante y buscado puede conseguirse mediante la obtención de determinadas condiciones y según la siguiente y conocida fórmula: Ganancia % = Ganancia $ / Inversión.

La ganancia en $ (potencial) resulta igual a la diferencia entre la base del call y el subyacente mas primas netas. La inversión es el importe erogado en la compra del subyacente neto de las primas (recordar que el call lanzada estará "out the money").     

VALOR DE LA PRIMA

Tenemos que lograr pagar y cobrar primas dentro de ciertos parámetros lógicos. Muchas veces ocurre que se pide literalmente cualquier cosa por una u otra opción. Asique paciencia y mente fría antes de operar. Tomando como dado el hecho de que la base del call y del put están “out the money”, podemos sintetizar todo este apartado mediante las siguientes conclusiones:

1) Los porcentajes de valores extrínsecos pagados y cobrados dependerán mucho de la situación del mercado. Un mercado marcadamente alcista presentará calls más costosos. De igual manera, un mercado bajista, respecto a los puts.
2) Si la prima cobrada es mayor que la pagada, a mayor diferencia se agrandan nuestras ganancias potenciales, que resultan de sumarle a este importe, la diferencia entre el subyacente y la base del call.
3) Si la prima cobrada es mayor que la pagada, y esa diferencia es mayor a la diferencia entre el subyacente y la base del put, entonces tendremos ganancia asegurada, quizás minina, pero en definitiva nos aseguramos no perder ni un centavo.
4) Si la diferencia entre la prima cobrada y la prima pagada es cero, entonces la ganancia y pérdida máxima se deducen de la simple diferencia entre el precio de la base del call y del subyacente, y de la diferencia entre el subyacente y la base del put, respectivamente.
5) Si la diferencia entre la prima cobrada y la prima pagada es negativa, y es al menos igual a la diferencia entre la base del call y el subyacente, entonces no tenemos ninguna chance de lograr ganancia en ningún escenario posible.

EN BUSQUEDA DE OPORTUNIDADES: COLLARS

Siempre resalto la importancia que tiene un buen análisis de las alternativas de inversión, para encontrar lo que queremos, lo más conveniente, lo más rentable o lo menos riesgoso. Inevitablemente debo acudir a la gran utilidad que me han ofrecido las inigualables planillas de Excel.

Quien sepa manejarlas, no las desaproveche. Personalmente lo que hago es a partir de mi ranking de lanzamientos cubiertos del cual les hable capítulos anteriores, busco los 4 o 5 mejores que ofrece el mercado y les agrego la compra de un put. El put que elijo es siempre la primer o segunda base que esté por debajo del valor del subyacente, y luego veo cual es el resultado. Analizo la pérdida máxima, la ganancia máxima, los valore extrínsecos de las primas, y el rendimiento anualizado. Siempre debemos cuestionarnos si la estrategia a aplicar es la correcta, ya que tenemos un abanico interesante de posibilidades en este sentido. 

Ahora bien, para quienes buscan rendimientos moderados que al menos superen el efecto inflacionario y busquen al menos mantener el capital, lograr un Collar de ganancia asegurada y riesgo 0 es una gran opción. 

Recuerdo haber realizado en dos momentos diferentes esta estrategia con los Cupones de PBI en Pesos (TVPP) (año 2001) logrando una tasa anualizada asegurada del 27%. Nada mal si se busca no asumir riesgos.


FORMULAS

> Ganancia Máxima (en $) = Base Call – Precio Suby. + Primas Netas

> Ganancia Máxima (en %) = (Base Call – Precio Suby. – Primas Netas) / (Precio Suby. + Primas Netas)

> Rendimiento Anualizado (en %) = (Rendimiento % / Plazo) x 365 (cálculo simple)

> Variación del Suby. para Gcia. Máxima = Base Call / Precio Suby. -1

> Pérdida Máxima (en $) = Base Put – Precio Suby. + Primas Netas

> Pérdida Máxima (en %) = (Base Put – Precio Suby. + Primas Netas) / Precio Suby. + Primas Netas)

> Variación del Suby. para Pérdida Máxima  = Base Put / Precio Suby. -1

Siendo: 

> Precio Suby.: el precio del subyacente al momento de la operación.

> Plazo: diferencia entre la fecha de vencimiento y el dia de la operación.


Mas adelante subiré el gráfico de rendimiento teórico en el apartado de "Gráficos Teóricos". Si aun no lo visualizaron mentalmente, la curva resultante es identica a la de un Bull Spread pero con un piso mas elevado, de tal manera que en ocaciones ese piso esta por encima del nivel de equilibrio, generando en cualquier escenario la ya mencionada ganancia asegurada.

Espero que sea útil,

Saludos!

2 comentarios:

  1. Hola Germán Marín, lo felicito, es muy clara la explicación. Un solo detalle respecto de las formulas que creo es un error de tipeo, donde dice:
    "Ganancia Máxima (en %) = (Base Call – Precio Suby. – Primas Netas) / (Precio Suby. + Primas Netas)".
    Debería decir:
    Ganancia Máxima (en %) = (Base Call – Precio Suby. + Primas Netas) / (Precio Suby. - Primas Netas).
    O sea MAS Primas Netas en el numerador y MENOS Primas Netas en el denominador.
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar